Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00 VISITA EN 48 HORAS MÁXIMO

4 gestos para luchar contra la humedad en la cocina

Inicio / Blog / 4 gestos para luchar contra la humedad en la cocina
Publicado por
en Blog

2018_12_27

Como todas las habitaciones en las que hay agua, la cocina es un lugar especialmente sensible a los problemas de humedad. Si a los vapores de agua que se producen al cocinar les sumamos paredes debilitadas, tenemos la receta perfecta para el crecimiento de moho en poco tiempo. Una vez instalados, el moho y otras bacterias son muy resistentes y requieren tratamientos adecuados para su eliminación.

Afortunadamente, es posible evitar todo esto gracias a simples gestos cotidianos que harán que la humedad de su cocina no genere problemas mayores.

Ventilar

La mejor forma de evitar problemas de humedad en la cocina es ventilarla. Para eso, abre las ventanas varias veces al día al menos 15 minutos para que el aire se renueve y el exceso de humedad pueda evacuarse adecuadamente. También debes ventilar en los momentos más delicados, es decir, después de haber cocinado, o incluso mejor, en el momento en el que  empieces a cocinar. De esta manera, el vapor de agua no se podrá acumular en la habitación y no causará problemas de humedad.

No secar en la cocina ropa

La ropa mojada es una gran fuente de humedad: de hecho, al secarse el agua que contiene se evapora y, al no poder escapar, se posa en las paredes que la rodean. Por eso siempre es mejor secar tu ropa al aire libre. Sin embargo, las condiciones climáticas no siempre lo permiten. En este caso, si no tienes más remedio que secar la ropa en el interior de una habitación, asegúrate de ventilar la habitación correctamente mientras la ropa se está secando y después.

Además, es mejor evitar hacerlo en la cocina, ya que esta sala ya tiene mucha humedad y agregar una fuente extra solo aumentará las posibilidades de que aparezca un verdadero problema.

Evita los problemas de humedad en la cocina usando la campana.

La campana es otra forma de asegurarse de que la humedad que se genera al cocinar se va y no se queda adherida a las paredes. Si no usas la campana de forma sistemática, deberías hacerlo para no tener problemas después.

Controla regularmente la impermeabilidad y el nivel de humedad de la cocina

Controlar regularmente el nivel de humedad en la cocina puede ser una buena idea. Para esto, nada más simple: usa un higrómetro (básico, no es necesario invertir en equipo profesional) y úsalo para detectar problemas de humedad antes de que se aparezcan. También puede servir como un indicador de si necesitas ventilar más. Un nivel de humedad normal oscila entre el 40% y 60%.

También es buena idea asegurarte de la impermeabilización de la cocina es correcta: ¿las juntas del fregadero aún están en buenas condiciones? ¿Hay grietas en las paredes? ¿Las ventanas son siempre impermeables? Si es necesario, pon ventanas con doble acristalamiento.

¿Quieres conocer otros consejos para evitar la humedad en tu cocina? Contacta con nosotros.

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas relacionadas