Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

El verano: un gran momento para eliminar nuestros problemas de humedades

Inicio / Blog / El verano: un gran momento para eliminar nuestros problemas de humedades
Publicado por
en Blog, Humedades

21 de Junio. Hoy recibimos el verano en todos nuestros hogares.

Si alguien nos preguntara: “¿en qué momento del año creemos que puede haber más humedad?, ¿en invierno o en verano?“, la contestación que daríamos casi todos sería en invierno, ¿no es cierto?. Es lo normal, ya que según nuestra experiencia, nuestra ropa se seca peor, ciertos grupos de población tienden a empeorar sus dolores articulares o de huesos, llueve más, hace frío, o existe mucha niebla.

Aunque pueda parecer que las estaciones frías como el otoño o el invierno son las más crudas, lo cierto es que cualquier época del año es propicia para que aparezcan problemas de humedades y nos las podemos encontrar en nuestra vivienda habitual o incluso en el lugar donde pasemos nuestras vacaciones.

verano humedades

Caídas de pintura en el revestimiento de las paredes, malos olores o aparición de hongos y proliferación de ácaros son algunas de las pistas que vamos a tener y que nos harán tratar las humedades en verano.

Y lo cierto y realmente preocupante es que esta concepción en principio válida puede llegar a convertirse en un error, ya que aunque las manifestaciones de humedad son mucho más evidentes en invierno, es rotundamente falso que en verano desaparezcan completamente, de hecho en muchas ocasiones, puede ocurrir totalmente lo contrario a lo que pensamos.

La combinación de altas temperaturas junto con el elevado porcentaje de humedad en el ambiente, pueden provocar más de un problema por condensación.

Pero además de todo lo anteriormente mencionado, lo cierto es que el verano es una gran época para tratar los problemas de humedades una forma efectiva y definitiva, preparando de este modo nuestro hogar para la estaciones más frías y dejándolo limpio y confortable.

El verano es una estación en la que muchas personas deciden hacer obras en casa, siempre importantes para su comodidad. Las humedades, que pueden aparecer en cualquier momento, pueden tratarse durante esta estación con gran efectividad.

Y además, y siempre mirándolo con perspectiva a largo plazo, el ahorro puede ser considerable.

Las inversiones que realizaremos en verano para eliminar nuestros problemas de humedad, volverán en modo de ahorros en las facturas de calefacción en invierno. Es fácil, cuanto más húmedo es el aire dentro de nuestros hogares, más potencia es necesaria para alentar nuestra casa.

Así que con la llegada del verano, se nos presenta una gran oportunidad de poner punto y final a ese gran problema que hemos estado sufiendo los último meses y que tanto dolores de cabeza nos ha ocasionado.

Entradas relacionadas