Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

La sinusitis y los problemas de humedades

Inicio / Blog / La sinusitis y los problemas de humedades
Publicado por
en Blog, Salud

Cuando hablamos de sinusitis, nos referimos a una inflamación en los senos paranasales, unos espacios que hay en el cráneo que están llenos de aire, situados detrás de la frente, tras los huesos de la nariz, las mejillas y los ojos. Estos senos suelen estar libres de bacterias o microorganismos y en ellos el aire puede circular. Sin embargo, cuando se bloquean o acumulan demasiada mucosa, pueden aparecer microorganismos, que hacen que aparezca la inflamación y con ella la sinusitis. Las humedades en casa contribuyen de forma negativa al tratamiento de esta enfermedad, por lo que es ideal vivir en un lugar sin ellas. ¿Problemas de humedades en casa? ¡Cuidado! Estás expuesto a enfermedades respiratorias.

Las humedades y la sinusitis

Entre los factores de riesgo que van a hacer que aparezca la sinusitis en una persona, se cuenta que ya se padezca rinitis alérgica. Como hemos tratado en el blog de Murprotec con anterioridad, la rinitis alérgica es una de esas enfermedades que afecta a las vías respiratorias que se ve empeorada en ambientes donde la humedad es alta. Si la sinusitis es una consecuencia de la rinitis alérgica, podemos asegurar que las humedades juegan un papel importante en el empeoramiento de esa enfermedad.

sinusitis humedades

 

Sin embargo, si la sinusitis aparece por otra razón, los problemas de humedades en el hogar solo conseguirán empeorarla. Vivir en un ambiente como ese, de poca calidad, va a afectar a la salud de cualquiera que resida en esas condiciones, pero sobre todo a quienes padezcan dolencias del tipo de la rinitis alérgica o la sinusitis.

Síntomas de la sinusitis empeorada por humedades

Existen dos tipos de sinusitis: la sinusitis aguda y la sinusitis crónica. ¿Cuáles son sus diferencias? La sinusitis aguda es aquella que dura hasta cuatro semanas, mientras que la crónica es aquella que sobre pasa este periodo, sobre todo a partir de los tres meses. Cuando la sufrimos en una vivienda con humedades, a estos síntomas se le pueden añadir algunos nuevos, como por ejemplo el empeoramiento por culpa de las esporas del moho de las paredes.

Los síntomas son parecidos en ambos casos, aunque varíen los tiempos. Aparece mal aliento y se pierde el sentido del olfato; se tose mucho, sobre todo por la noche, cuando empeora; la garganta duele, la nariz se congestiona y se suele gotear. También puede aparecer dolor similar a presión situada detrás de los ojos o en las muelas. La fiebre y el dolor de cabeza intenso, así como fatiga y sensación de malestar general completan el cuadro. ¿Cómo hay que actuar frente a un caso de sinusitis? Por supuesto, recurriendo a un experto en salud, ya sea nuestro doctor de cabecera o acudiendo a las Urgencias de un centro de salud.

Pero, ¿hay algo más que podamos hacer? Sí: mejorar las condiciones de vida de nuestro hogar y realizar reparaciones para evitar problemas futuros causados por humedades. Pero cuidado, igual que no es recomendable automedicarse para sanar una enfermedad, es mejor evitar acometer una obra para solventar las humedades nosotros mismos. Lo verdaderamente acertado es contar con un equipo de profesionales que sepan identificar el problema y aplicar el método antihumedades con garantías.

Entradas relacionadas