Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

La humedad, un síntoma del síndrome del edificio enfermo

Inicio / Blog / La humedad, un síntoma del síndrome del edificio enfermo
Publicado por
en Blog, Humedades, Salud

“Hace unos años saltó la alarma. En determinados edificios, generalmente de oficinas y similares, algunas personas solían tener síntomas de enfermedades que hasta entonces no habían padecido. La estancia, sobre todo reiterada, en determinados tipos de edificios modernos contribuye al deterioro de la salud. Es el síndrome del edificio enfermo (SEE). (…) Hay personas con enfermedades ya conocidas que sufren empeoramiento al permanecer en el edificio en el que trabajan, viven, estudian, pernoctan, etc. Así, pacientes diagnosticados de asma bronquial, rinitis alérgica o dermatitis atópica, empeoran al permanecer en el interior de determinados edificios, ya sean oficinas, hoteles, restaurantes, escuelas, museos, bien por su exposición a distintos alérgenos presentes en dicho medio (irritantes volátiles, etc.) o a las condiciones microambientales del interior del edificio (condiciones adversas de humedad, temperatura, etc.)”.  (Fuente: Ecoticias.com)

La mala ventilación es una de las causas por la que las construcciones sufren el llamado síndrome del edificio enfermo. Un síntoma que tiene mucho que ver con las condiciones ambientales, como la temperatura o la humedad. Es por ello que los niveles de humedad inferiores al 40% y superiores al 60% dentro de la oficina o la vivienda pueden suponer un problema para la salud de las personas que frecuentan estas instalaciones.

humedades_enfermedades_murprotec

Y es que el exceso de humedad ambiental aumenta la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias como el asma, sinusitis, e infecciones pulmonares como la bronquitis. Pero no sólo esto, sino que además debido a la humedad contenida en el aire, puede aparecer sensación de malestar, escalofríos, cansancio, dificultad al respirar, pies fríos, dolor de cabeza, malos olores, etc. Por ello, es muy importante controlar la humedad de los edificios, ya no sólo para mantener el buen estado de conservación de las viviendas, sino por nuestra salud que puede estar en peligro.

La presencia de problemas de humedades estructurales, a largo plazo, puede suponer importantes riesgos, como en este caso, para la salubridad del ambiente, y para la resistencia de los cimientos y muros de las construcciones por efecto de filtraciones y capilaridad. También, estos problemas deterioran el aspecto estético de los edificios y pueden llegar a tener efectos negativos sobre el mobiliario o la instalación eléctrica de la vivienda. Sin contar el empeoramiento en personas que sufren enfermedades respiratorias o reumáticas.

Por todo ello, Murprotec recomienda no dejar pasar el tiempo y erradicar los problemas de humedad estructural lo antes posible. Para garantizar que las humedades y sus consecuencias desaparecen para siempre, Murprotec realiza diagnósticos gratuitos y aplica tratamientos con garantía de hasta treinta años. Un equipo de profesionales especializados y altamente cualificados viene avalando el trabajo de Murprotec durante sus más de cinco décadas de experiencia.

 

Entradas relacionadas