Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Muros de piedra con historia en problemas

Inicio / Blog / Muros de piedra con historia en problemas
Publicado por
en Blog, Humedades

La humedad estructural es un problema en los hogares más común de lo que muchos quisieran. Lamentablemente, éste también es un problema frecuente para edificios no tan particulares, habilitados para la visita y el disfrute del público en general. Se trata de construcciones históricas, culturales o artísticas que, de administración pública o privada, están concebidas para que los turistas y ciudadanos puedan conocerlas y participar de la grandeza patrimonial de su municipio. Este el caso de la Capilla de Armenteira, en Pontevedra, donde, según titula el farodevigo.es, “La humedad y el verdín se ‘comen’ la capilla de Armenteira pendiente de arreglar”.

image002

No se trata de un suceso aislado, cada vez son más los edificios del patrimonio nacional que por la falta de mantenimiento, de ingresos o de interés están sufriendo las consecuencias de los problemas de humedad estructural. Puede ocurrir también que el motivo de la falta de solución a los efectos generados por la humedad proceda de un diagnóstico deficiente, directamente la falta de él, o de reparaciones caseras no especializadas. Un buen diagnóstico es fundamental para acabar con este tipo de problemas de raíz y para siempre. Más importante aún cuando se habla de edificios que forman parte del patrimonio.

Muchas de las construcciones históricas de este país tienen muros de piedra, un material poroso por el que la humedad por capilaridad asciende sin freno desde el terreno. Sin embargo, la solución es la misma para los muros de piedra que para paredes de otro material:impermeabilización. Generalmente, es un edificio no impermeabilizado el que sufre este tipo de problemas de humedad. Del mismo modo, lo común es tener miedo a meterse en este tipo de reparaciones, ya que suele pensarse en obras con maquinaria pesada y todo lo que ello conlleva. Sin embargo, Murprotec, con su tratamiento patentado para este tipo de problemas, puede acabar para siempre con las humedades por capilaridad en muros sin obras, ni ruidos ni suciedad.

La capilaridad es como una caries, va haciendo daño poco a poco desde el interior y cuando da la cara las consecuencias son ya más que visibles. Por este motivo el diagnóstico previo a cargo de profesionales es tan importante, ya que cuanto antes se detecte y determine el problema de humedad existente más rápida y eficaz será la aplicación de la solución; así como el padecimiento de los síntomas de la humedad por capilaridad serán menos.

Entradas relacionadas