Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Morteros antihumedad, un remedio ineficaz

Inicio / Blog / Morteros antihumedad, un remedio ineficaz
Publicado por
en Blog, Economía

Los morteros antihumedad son un producto que se comercializa como un método para combatir las humedades en casa. Su eficacia es muy reducida, ya que en lugar de arreglar el problema de raíz, simplemente se comporta como un parche, tapando lo más vistoso de las humedades pero sin atacar al foco del problema. Estos morteros se colocan en las zonas afectadas por humedades y funcionan mediante transpiración, es decir, que se basan en la absorción de la humedad de las paredes donde se aplica. ¿Cuál es el problema? El que siempre tiene la absorción de humedades: jamás trata el problema en profundidad, solo es un remedio cosmético que reducirá de forma parcial y no duradera el agua de nuestras paredes, que volverán a aparecer en poco tiempo.

morteros antihumedad
El mortero antihumedad es además un producto que puede tardar mucho tiempo, meses e incluso más de un año, en empezar a funcionar apropiadamente, sobre todo cuando más grueso es el muro donde lo hemos aplicado. Teniendo en cuenta que las humedades son causa directa de enfermedades que pueden afectarnos tanto a nosotros como a cualquier habitante de nuestro hogar, parece lógico no fiarnos de un remedio como este. Durante esos meses en los que supuestamente el mortero antihumedades tarda en actuar apropiadamente, la humedad puede seguir reproduciéndose, puede que en otros puntos donde no hemos aplicado este producto, dando lugar a nuevos quebraderos de cabeza.

Mortero antihumedad para paredes con salitre

Como hemos tratado en el blog de Murprotec con anterioridad, muchas veces las humedades vienen acompañadas de nuevos problemas. Uno de esos problemas puede ser la aparición de salitre junto a las humedades, habitualmente en paredes exteriores, debido a la presencia de sales en el agua. Los síntomas más claros en

El mortero puede ser un producto enfocado al “hágalo usted mismo”, es decir, a que una persona sin cualificación se la juegue intentando arreglar un problema de humedades para el que no está preparado. Si intentamos solucionar las humedades de nuestra casa nosotros mismos, lo único que vamos a conseguir es aplazar el momento de recurrir a verdaderos profesionales.

Además, este tipo de métodos requieren cierta inversión monetaria. En algunos casos, el mortero no puede ser aplicado por el propio usuario y requiere la ayuda de un albañil u obrero especializado. Esto va a suponernos un gasto de dinero extra. No solo vamos a invertir en un producto que no va a arreglar verdaderamente las humedades, sino que además vamos a tener que perder dinero que no teníamos previsto, pues la mano de obra no es gratuita.

La única solución adecuada para este tipo de problemas es confiar en profesionales especializados en el tratamiento de humedades. Ellos son los trabajadores indicados, capaces de identificar adecuadamente a qué tipo de humedades se está enfrentando nuestro hogar, para después ofrecernos un tratamiento acorde a nuestras necesidades, personalizado, para poder garantizar su efectividad. Los morteros antihumedad, como tantos otros remedios que parecen milagrosos, son solo una forma de perder tiempo y dinero frente a las humedades.

Entradas relacionadas