Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Me duelen las articulaciones: ¡va a llover!

Inicio / Blog / Me duelen las articulaciones: ¡va a llover!
Publicado por
en Blog, Salud

Las personas que sufren problemas articulares parece que tienen la capacidad de detectar cambios en el tiempo meteorológico al sufrir dolor en sus articulaciones. Aunque pueda parecer un cuento sacado de un libro de creencias tradicionales, la verdad es que existe cierta relación científica con el suceso. Aunque no tiene nada que ver con la humedad, como mucha gente cree, sino con la presión atmosférica.

artritis humedades

Lo que si está completamente comprobado a nivel médico, es que las humedades no son buenas compañeras de las enfermedades artríticas. La artritis, sobre todo la reumática —la más común—, consiste en la inflamación de las articulaciones, ocasionando gran dolor y pudiendo llegar a producir deformaciones en manos y pies.

La inflamación de las articulaciones se ve agravada por muchos factores, pero la humedad relativa del aire —la cantidad de agua que tiene el aire a nuestro alrededor— puede hacer que el exceso de humedad ayude a la inflamación de las articulaciones, aumentando el dolor.

Una de las recomendaciones más habituales para personas artríticas es habitar en ambientes cálidos y secos. Pero no siempre existe la posibilidad de viajar y establecerse en un entorno que garantice esas condiciones. Por eso asegurar que nuestra vivienda está a salvo de humedades, nos ayudará a preservar nuestra salud y a proteger a las personas de nuestro entorno que sufren enfermedades articulares.

La presencia de humedades en nuestro hogar se puede manifestar de varias maneras: manchas en las paredes, malos olores, desconchones en la pintura o vaho en las ventanas, son síntomas comunes y que podemos detectar con facilidad. Es habitual que ante esos primeros síntomas recurramos a métodos tradicionales, y poco efectivos, para solucionar nuestros problemas.

Las humedades pueden producirse por condensación, capilaridad o filtraciones (o combinaciones de esos tres factores), y en todos los casos tapar los síntomas no elimina el problema de raíz.

Normalmente las humedades se originan por problemas estructurales (mala ventilación, instalación deficiente o aislamiento insuficiente) y es necesaria la actuación de expertos para solventar las dificultades de manera definitiva.

Contar con el asesoramiento con profesionales con más de sesenta años de experiencia encargándose de la eliminación de las humedades, puede hacer que la salud de tu familia esté mucho más segura y no tengas que tomar decisiones que afecten a tu vida o tu bolsillo.

Haz que tu hogar sea tan cómodo y agradable como siempre habías deseado.

Entradas relacionadas