Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Los problemas más comunes de humedades en Cataluña

Inicio / Blog / Los problemas más comunes de humedades en Cataluña
Publicado por
en Blog, Humedades

En el este peninsular, se encuentra una región que destaca especialmente por su humedad media, con marcadores entre el 70% y 75%, llegando en algunas zonas al 80%. Cataluña y especialmente provincias como Barcelona y Gerona tienen unos índices de humedad realmente elevados, que hacen necesario el uso de mecanismos de regulación.

Provincias como Barcelona o Gerona, tienen índices de humedad muy elevados.

render of a catalonia map isolated

Una característica fundamental cuando estamos hablando de estas ciudades, es su ubicación cerca del mar. Esta situación tan privilegiada, tiene muchas ventajas, pero también puede presentar algunos inconvenientes muy graves en nuestros hogares, siempre y cuando no reaccionemos con la eficacia y contundencia necesaria ante los primeros síntomas de que algo no va del todo bien.

Y es que cuando la humedad decide filtrarse por los muros y cimientos de edificios por el efecto de la capilaridad o por la filtración lateral, el agua que la acompaña a través de ellos, los va degradando lentamente, debilitando poco a poco su estructura. Así, cuando aparezcan los primeros indicios de desgaste, quizá ya sea demasiado tarde para reaccionar.

Como añadido, esta terrible humedad que asciende incansable, no está sola. Y es que, en muchos casos, no se limita exclusivamente al aporte de agua, sino que en varias ocasiones lleva consigo disueltas sales de naturaleza higroscópica que contaminan severamente los revestimientos de las paredes. En general, estas sales son solubles al agua, y están compuestas por sulfatos, cloruros, nitratos y carbonatos de sodio, potasio, calcio o magnesio que tienen una propiedad tan característica como nociva para nuestras casas: la capacidad de atraer el agua en forma de vapor o líquido del ambiente, absorbiendo grandes cantidades.

El agua que ascienda a través de nuestros muros, va acompañada de sales disueltas, muy nocivas para los revestimientos de nuestras paredes.

Y sus efectos, pueden llegar a ser realmente devastadores, ya que en las paredes con humedad las sales absorben el agua y humedecen todo el material poroso hasta el punto de afectar tanto a la parte interna de nuestras viviendas, como al exterior de los edificios (creando manchas blanquecinas en ladrillos, mampostería y hormigón con su consiguiente descascarille o abultamiento de pinturas), suponiendo tanto un riesgo como un gasto mucho mayor de lo que quizá, pensáramos en un primer momento.

Las que se encuentran en los muros de las edificaciones con más frecuencia son las sales minerales que se hallan en el terreno sobre el que está levantado el inmueble. Y en zonas costeras, es muy común la aparición del salitre.

Si sumamos a la alta humedad relativa presente en regiones como Barcelona, problemas por filtraciones, capilaridad o condensación en nuestro domicilio, añadiremos más preocupaciones aún a las ya mencionadas. Y es que nuestra salud puede verse muy afectada, ya que por ejemplo, patologías como el asma, las alergias o la rinitis, pueden verse agravadas si no ponemos un remedio efectivo.

Y todas estas situaciones, pueden desembocar en las temidas humedades estructurales, una de las principales patologías de las edificaciones que pueden afectar a la seguridad de los edificios y viviendas. Y tanto la capilaridad como las filtraciones contribuyen de una manera determinante a la aparición de este tipo de humedades tan nocivas.

Por eso, si en nuestra vivienda o local de Cataluña, notamos el más mínimo indicio de problema relacionado con la humedad, no debemos esperar demasiado, ya que un “más tarde” en avisar, puede convertirse en un “hasta nunca” a encontrar la solución que erradique el problema. Por esto, lo mejor es asegurarse del alcance y sobre todo, contar con un equipo de profesionales, que nos aseguren por escrito y con una garantía de hasta 30 años, que no volveremos a tener que preocuparnos de nada, más allá de disfrutar de nuestro hogar, libre de humedades.

Para tu tranquilidad, Murprotec. Garantía de Calidad.

Entradas relacionadas