Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

La primavera ya llegó

Inicio / Blog / La primavera ya llegó
Publicado por
en Blog, Humedades

Hace unas semanas llegó la primavera, y es un momento donde muchos de nosotros comenzamos a recordar algunos temas de salud que están muy vinculados con esta estación del año: las alergias.

Una afección que afecta por igual a todos los grupos de población: niños, adultos y ancianos pueden verse cara a cara con la sintomatología específica que provocan.

Aspergillus y humedades

Pero… ¿qué es la alergia?

Pues no es otra cosa que una reacción de nuestro organismo hacia una sustancia externa que considera dañina. Este elemento se conoce como alérgeno.

Todos podemos pensar que la alergia es una enfermedad común y sin demasiada importancia, pero esto no es cierto, ya que puede llegar a dificultar la calidad de vida del que la padece. Por esto es muy importante identificar de un modo claro y objetivo las causas de su origen.

Hay muchísimas sustancias que pueden provocar una reacción alérgica en el ser humano, y varias de ellas están directamente relacionadas con las humedades que pueden existir dentro de nuestro hogar.

Porque como ya hemos comentado en varias ocasiones, la presencia de humedades es el hábitat perfecto para ácaros, hongos y bacterias, que en muchos casos, son alérgenos por excelencia.

Y es que en la actualidad una gran cantidad de personas conviven diariamente con humedades desarrollando alergias a los hongos, siendo un ejemplo muy claro la aspergilosis, una reacción alérgica causada por el hongo Aspergillus.

El Aspergillus es un hongo muy común que puede crecer tanto dentro como fuera de la casa, especialmente si existe un exceso de humedad. Este alérgeno ataca a las personas que se encuentran bajas de defensas, por lo que hay que tener especial cuidado tanto con bebés como con ancianos y personas con el sistema inmunitario afectado.

Muchas veces se encuentran Aspergillus creciendo y desarrollándose dentro de los aires acondicionados sucios en los edificios y las casas. Esto puede suponer un problema importante en algunos hospitales. Además, los Aspergillus también crecen en los materiales de construcción, por lo que pueden crecer dentro o fuera de las paredes de la casa, especialmente si la casa está húmeda o ha sido dañado por las inundaciones.

Y es que las esporas de los Aspergillus están presentes en muchas localizaciones y lugares, pero no en las cantidades suficientes como para ser nocivas para nuestra salud. Sin embargo, si alguno de nosotros está respirando durante un tiempo prolongado cantidades superiores a lo habitual , entonces puede sufrir los síntomas negativos en la salud.

Por esto es tan importante tener controlada la presencia de humedades en nuestro hogar.

En Murprotec estamos comprometidos con el bienestar de las edificaciones y la prevención de las humedades y siempre advertimos del peligro que generan los hongos en la salud.

Por esto, siempre recomendamos contactar con especialistas en la lucha contra la humedad estructural, escuchando la opinión de los expertos, y llevando a cabo tratamientos y soluciones definitivas contra estos problemas que afectan directamente a la salud.

Porque las alergias, no sólo dependen de la época del año, sino también de la humedad que exista dentro de nuestros hogares.

Entradas relacionadas