Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Humedades en ropa, colchones y otros tejidos

Inicio / Blog / Humedades en ropa, colchones y otros tejidos
Publicado por
en Blog, Hogar

Las humedades en la ropa nos pueden sorprender en esta época del año, cuando guardamos las prendas de abrigo que hemos utilizado a lo largo del invierno y empezamos a sacar del fondo del armario las más frescas para el calor. Los distintos tejidos de nuestra casa, desde la ropa hasta los colchones, pasando por las cortinas, las toallas, los cojines o los sofás están a merced de las humedades cuando estas aparecen sin control.

El olor a humedad es uno de los primeros síntomas que vamos a notar cuando tenemos humedades en la ropa, pero no es el único. Es muy probable que nos encontremos también con hongos, en este caso moho, adherido a nuestras prendas. Esta situación es desagradable y peligrosa a partes iguales. Si nos vestimos con telas que con moho, podemos empezar a sentir picores cuando la piel entra en contacto con este hongo, que al final derivan en erupciones cutáneas.

Además, el moho y sus esporas son enemigos de nuestro sistema respiratorio. Nos puede crear problemas, algunos tan leves como pueden ser unos simples estornudos puntuales y otros tan graves como potenciar las posibles enfermedades respiratorias que tengamos, como alergias o rinitis, que van a afectar en especial a los más débiles de la casa, incluyendo ancianos, niños o embarazadas.

Una limpieza a fondo de los espacios donde ha estado almacenada la ropa, como por ejemplo armarios, es importante, pero puede no ser definitiva para acabar con el problema. En casos de humedades en toallas o ropa de baño, hay que tener muy presente que la humedad por condensación, la que hace que nuestros cristales se empañen, puede ser la responsable.

Humedades en ropa

Los colchones son otro de los elementos de casa donde los problemas por humedades que derivan en moho son más comunes. Muchas veces, este problema es difícil de identificar a tiempo, pues puede salir en la parte inferior del colchón, algo más complicado de detectar que si ocurriese en la parte superior. En algunos casos, es posible que las humedades afecten también a los tejidos de sofás, cojines, cortinas o alfombras. Ningún tejido está a salvo cuando las humedades aparecen y es nuestra responsabilidad atajar el problema cuanto antes.

¿Cómo podemos librarnos de las humedades en la ropa y otros tejidos? La prevención es lo más importante, como siempre. En el blog, hemos hablando ya de cómo eliminar el olor a humedad en la ropa, pero es importante acabar con el problema de raíz. Además, no todos los tejidos pueden recuperarse y, sobre todo, hay que tener en cuenta que por culpa de la acción del moho pueden quedar tan deteriorados que sean insalvables.

La mejor solución para este problema es atacar a las humedades de nuestro hogar desde la raíz. ¿Qué tipo de humedades son las que nos están provocando los problemas? ¿Se trata de humedades por condensación, por capilaridad o por infiltración? La mejor forma de saber qué humedades están provocando todos los problemas en casa es acudir a profesionales en la materia, que analizarán hasta el último detalle para darnos el mejor diagnóstico y, después, la mejor solución.

Entradas relacionadas