Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

La humedad no se va de vacaciones: Cuando vuelvas, allí estará.

Inicio / Blog / La humedad no se va de vacaciones: Cuando vuelvas, allí estará.
Publicado por
en Blog, Hogar, Humedades

En época de vacaciones a todos nos gusta hacer planes sobre nuestros destinos turísticos. A algunos les gusta más la playa y otros prefieren la montaña. Pero siempre hay algo en común: En algún momento habrá que volver a nuestras rutinas diarias, con las pilas cargadas por un descanso bien merecido y con ganas de afrontar nuevos retos.

A veces, este positivismo contrasta con la sensación que tenemos al abrir la puerta por primera vez desde nuestra llegada. Probablemente haya pocas sensaciones tan desagrades como el olor tan característico que otorga la humedad. Y en varias ocasiones, hasta llegas a preguntarte: “¿qué he hecho mal?”. Venir con la mejor de las predisposiciones y encontrarse con esta situación puede desmoralizar a algunas personas y hacer que retomar la rutina sea aún más duro y difícil de lo que habíamos imaginado.

desesperación_humedades

Pensar que además de finalizar tus ansiadas vacaciones, tienes que enfrentarte a un problema de esta índole, es complicado y difícil de asumir. Presencia de moho y manchas negras en las paredes o esquinas son algunos de los síntomas más comunes con los que nos podremos encontrar si no hacemos “los deberes” de una manera efectiva.

Y es que como dicen, es mejor prevenir que curar. Por esto, antes de marcharnos, es necesario comprobar que no hay ningún rastro de cualquier signo de humedad, evitando así, dejar nuestra casa en manos de tan despiadado enemigo. Además, también hay que tener claro, que no bastan los pequeños remedios caseros para solucionar problemas posteriores y que sólo con la mejor de los diagnósticos, podremos poner fin a nuestros problemas, por lo que si observamos el más mínimo problema, tendremos que poner una solución definitiva y total.

Pero si por el contrario, ya es demasiado tarde y la humedad ha hecho acto de aparición, tendremos que actuar con celeridad, ya que aún habrá forma de solucionarlo. Rápidamente tendremos que ponernos en contacto con profesionales para que no vaya a más este problema, ya que como sabemos, los efectos de una humedad mal tratada, pueden ser devastadores para nuestro hogar, pudiendo abarcar desde un simple parqué estropeado o una mancha antiestética en la pared, hasta poner en riesgo nuestra salud y la de las personas que nos rodean.

Y es que las vacaciones están destinadas al descanso y deben alejarse al máximo de toda preocupación que pueda entorpecer nuestra tranquilidad. Por esto, antes de marcharnos es importante planificar y comprobar el estado de nuestras paredes, armarios, cocinas, baños, sótanos y demás estancias con la finalidad de evitar cualquier sorpresa de última hora.

Porque aunque tú te vayas de vacaciones, la humedad no se toma descanso, y cuando vuelvas, allí estará.

Entradas relacionadas