Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

En Altamira son imprescindibles las mascarillas

Inicio / Blog / En Altamira son imprescindibles las mascarillas
Publicado por
en Blog, Humedades, Salud

Durante doce años las cuevas de Altamira no han recibido más visitas que las de los científicos. Tras más de una década con sus puertas cerradas, este jueves accederán a ellas unos pocos afortunados para poder determinar el impacto que tiene la entrada de personas en la conservación de esta construcción del Patrimonio Mundial. Controlarán entre otras cosas la temperatura, la humedad, la contaminación, el CO2…, tanto del interior como del exterior. Por ello, ha de seguirse un férreo protocolo de visitas controladas.

Entre las formalidades a seguir, se encuentran el uso de monos, gorros, mascarillas y calzado especial. No tocar la roca, no grabar vídeos ni hacer fotografías en las visitas, que tendrán una duración de algo más de media hora, son otras de las restricciones de este programa de investigación que finalizará en el mes de agosto.

image006

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Son muchas las precauciones que se toman para salvaguardar este elemento del patrimonio de la humanidad. Pero tan importante debe ser la conservación de los monumentos que tenemos como la de nuestros propios bienes. Nuestra casa, por ejemplo, es un bien que debemos mantener y conservar en las mejores condiciones y, no sólo de limpieza e higiene sino de salubridad ambiental.

La humedad, es uno de los factores que interfiere en el ambiente y puede afectarnos a nuestra salud y a la de nuestros edificios. Si bien por condensación, por capilaridad o por infiltraciones, la humedad estructural es un mal que provoca tanto la falta de estabilidad en cimientos y muros como el agravamiento de enfermedades alérgicas como el asma, la dermatitis atópica o el aumento del dolor en las personas con problemas de tipo reumático.

Intentar que las condiciones en las que vivimos, tanto en nuestra vivienda como en el trabajo, siempre es por nuestro propio beneficio y, teniendo en cuenta las consecuencias que pueden darse, mejor será prevenir que curar. Por ello, no con un protocolo tan exhaustivo como el que van a emplear en las Cuevas de Altamira, pero si de una manera más preventiva, se debe intentar controlar la aparición de síntomas indicativos de humedad.

image007

Manchas de moho en paredes, desconchones en la pintura, mobiliario y parquet abombado y humedecido, malos olores, ropa fría, son algunos de los efectos que nos pueden llevar a pensar que tenemos un problema de humedad y que debemos solucionar para que no vuelvan a aparecer y causar daños del tipo que sean. En estos casos lo mejor es ponernos en manos de profesionales, ya que, está demostrado que si estos problemas no se erradican de raíz, volverán a aparecer. ¡Es nuestro consejo!

 

Entradas relacionadas