Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

¿Estás embarazada? ¡Evita la humedad!

Inicio / Blog / ¿Estás embarazada? ¡Evita la humedad!
Publicado por
en Blog, Salud

Una de las cosas que más preocupan a las mujeres embarazadas es cómo puede afectarles el exceso de humedad teniendo en cuenta su estado de gestación. Lo cierto es que no existen muchos estudios en humanos sobre este tema; eso sí en los animales está muy estudiado, aunque sin arrojar mucha luz a lo que a los comportamientos humanos se refiere Por lo visto, poco tenemos que ver en este aspecto personas y animales. Los animales están expuestos a la humedad de manera completamente diferente a nosotros, por lo que no se pueden establecer similitudes ni reacciones entre las consecuencias de la humedad durante el período de gestación de unos y otro. Pero, hay algo que sí se conoce con certeza y es que bebés y humedad no se llevan muy bien.

embarazada-humedad

La humedad puede afectar a nuestra salud de muchas maneras. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran la congestión nasal, irritación en los ojos, sensación de asfixia e incluso fiebre y dificultades respiratorias. Aunque es cierto que no todos sufren los efectos de la humedad de la misma manera, pues cada persona tiene una reacción diferente a la humedad. Como es lógico, aquellos con un sistema inmunitario más débil son quienes están expuestos a más riesgos, junto a los pacientes de enfermedades respiratorias y reumáticas.

Entre el grupo de las personas más susceptibles a la humedad se encuentran las mujeres embarazadas. Ellas han de tener especial cuidado con el exceso de humedad, de ahí que al primer síntoma, como, por ejemplo, la aparición de moho, mal olor o corrientes de aire frío entre habitaciones deberían llamar a expertos antihumedad para buscar una solución a su problema.

La humedad puede afectar tanto a la madre como al bebé. De ahí que no haya que desdeñar ningún indicio de problemas de humedad para poder aplicar una solución cuanto antes. Uno de los remedios más comunes, por ejemplo, es la compra de un deshumificador; cuando la humedad tira la pintura o mancha las paredes, otra solución es aplicar pintura antimoho. Tanto en un caso como en otro ninguna es una solución definitiva, sino más bien parches que esconden el problema pero no lo eliminan.

Así pues, cuando el moho generado por la humedad ya está presente en los muros de nuestro hogar debemos hacernos una pregunta ineludible si estamos embarazas: ¿corre algún riesgo mi bebe? ¿Cómo puedo acabar con el moho y la humedad? No obstante, estas preguntas hemos de hacérselas a profesionales experimentados en diagnosticar y tratar problemas de humedad estructural. Ellos mejor que nadie podrán decirnos cómo afecta esta patología al hogar y a sus habitantes, así como la forma más eficaz de decirle adiós. Murprotec puede ser la solución más adecuada y definitiva.

Entradas relacionadas