Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Dermatitis atópica en bebés por culpa de la humedad

Inicio / Blog / Dermatitis atópica en bebés por culpa de la humedad
Publicado por
en Blog, Salud

La dermatitis atópica en bebés es un problema dermatológico común que empeora con las humedades. Aparece sobre todo en algunos bebés que tienen predisposición a ese tipo de enfermedades, pero algunos adultos también pueden sufrirla. Las humedades empeoran la salud de las personas que las padecen en casa, y no solo empeoran aquellas enfermedades relativas al aparato respiratorio sino también las que traen consigo problemas en la piel. Es de vital importancia que nuestra vivienda sea un lugar donde un niño pueda crecer sano y solucionar los problemas de humedad es básico.

Dermatitis atópica en bebés

La dermatitis atópica en bebés es una enfermedad de la piel que no resulta contagiosa, que aparece cuando un tipo de piel reacciona a agentes externos. También puede ocurrir en adultos, pero en niños es especialmente importante localizarla y controlarla. Para identificar si nuestro hijo tiene dermatitis atópica basta con prestar atención a algunos síntomas muy concretos, que incluyen inflamación en la piel, normalmente a partir del segundo mes de vida, así como picores, además lesiones en todo el cuerpo, desde las mejillas hasta el codo, la zona posterior de las rodillas, los tobillos, las muñecas o las orejas. ¿Tienes humedades en casa? Es posible que por su culpa tu hijo esté sufriendo la dermatitis atópica de forma especialmente virulenta.

Humedades, ácaros y dermatitis

Como hemos tratado en el blog de Murprotec, los ácaros del polvo se multiplican con la presencia de humedades. Estos microorganismo son capaces de hacer empeorar cualquier tipo de enfermedad respiratoria cuando se encuentran en grandes cantidades, pero es que además van a afectar a nuestra piel también. En el caso de los bebés con dermatitis atópica, los ácaros son otro de los factores que va a hacer empeorar las heridas y los eccemas que aparecen en la piel de los afectados. Solucionando los problemas de humedades solucionamos también la proliferación de ácaros del polvo. Del mismo modo, las esporas de los hongos como el moho contribuyen a empeorar las condiciones de la piel de nuestro bebé.

dermatitis atópica bebés

Para estar completamente seguros de que nuestro bebé está sufriendo esta enfermedad, es mejor que consultemos con un doctor. Mientras tanto, en casa podemos acometer una reforma para acabar con las humedades, pues son uno de los factores que contribuyen a agravar la dermatitis atópica. Además de cuidar de la piel de nuestro hijo siguiendo las indicaciones que den los doctores, es de capital importancia garantizar que está creciendo en el entorno más salubre posible y eso descarta las humedades como compañeras de piso.

En definitiva, la humedad juega un papel clave en muchas de las enfermedades que podemos sufrir a lo largo de nuestra vida. En algunos casos, será la causa directa de nuestras dolencias y otras veces será uno de los agravantes que nos haga estar convalecientes más tiempo del necesario. Cuando se trata de la salud de nuestros hijos, más vale no jugársela y recurrir a profesionales que sean capaces de identificar el problema de humedades y solventarlo con la mayor eficiencia posible.

Entradas relacionadas