Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

¡Cuidado con las aceras!

Inicio / Blog / ¡Cuidado con las aceras!
Publicado por
en Blog, Humedades, Salud

A un mes del inicio de la primavera hay quienes ya han empezado a planificar la pintura del hogar, la limpieza de las fachadas o las reparaciones o reformas del hogar que con el frío y las lluvias del invierno han ido aplazando. Del mismo modo que a nivel doméstico fijamos las obras y limpiezas especiales para cuando llegue el buen tiempo, en las instituciones locales pasa lo mismo. A partir de ahora los ayuntamientos empezarán a adecentar los destrozos del tiempo. Las vallas caídas, los muros derrumbados o las aceras levantadas tienen los días contados –al menos eso esperamos los ciudadanos-.

image004

Esperamos que las reparaciones lleguen pronto, para así evitar caídas o demás accidentes, aunque antes de reparar la losa que está en mal estado habría que comprobar el por qué de ese desperfecto en la acera. Puede que la raíz de un árbol plantado en un alcorque cercano haya crecido tanto hasta el punto de romper la acera para continuar su expansión; también puede ocurrir también que las fuertes lluvias e inundaciones provoquen las rupturas; sin embargo, es frecuente que la acera se rompa por el exceso de humedad en el terreno.

Bien por la presión que ejerce el terreno sobre las estructuras construidas o por la acumulación de agua en la tierra, los cimientos, en este caso las aceras, pueden ver cómo se deterioran. El exceso de humedad tiene que salir por algún sitio y lo lógico es que ascienda por la tierra hasta alcanzar los materiales de construcción, deteriorándolos y provocando consecuencias como el levantamiento de las aceras.

Algo así ha ocurrido recientemente en Sant Joan d’Alacant, donde a causa de un exceso de humedad en el terreno en el que se construyeron nuevas aceras, a pocos meses del final de la obra, ahora toca repararlas. Según informa la Información.es, el culpable está por determinar. Sin embargo, en Murprotec no buscamos responsables, tan sólo ofrecemos soluciones verdaderas. En lugar de buscar culpables, hay que buscar el origen y la causa del problema, una vez diagnosticado –quizá lo más complicado y esencial- toca buscar el tratamiento y los profesionales adecuados para que no vuelva a ocurrir nada similar. Para todo esto, hay que llamar a expertos antihumedad como Murprotec.

Entradas relacionadas