Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Consejos para proteger tu casa de la playa frente a las humedades

Inicio / Blog / Consejos para proteger tu casa de la playa frente a las humedades
Publicado por
en Blog, Hogar

Con la llegada del estío, las vacaciones en la playa son la elección preferida por muchos de nosotros para pasar unos días de relax. Los pisos cercanos a la costa, ya sean nuestros, de unos amigos o alquilados, son muy populares. Pero lo que se presenta como una gran oportunidad para desconectar del trajín diario y la rutina puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza si nos encontramos con problemas de humedad en nuestra casa de la playa.

En función de la composición del terreno y de la dureza del agua, pueden aparecer problemas de humedad en nuestra casa de la playa de mayor o menor virulencia, pero lo cierto es que ningún punto del mapa va a asegurarnos que nuestra casa se vaya a librar de las humedades. El mantenimiento es esencial, y si nuestro casero no lo ha realizado adecuadamente, podemos encontrarnos con un inconveniente que puede amargarnos las vacaciones. En este caso, tocará lamentarnos y, si es necesario, quejarnos formalmente. ¡A nadie le gusta exponerse a los olores y el moho que provocan las humedades!

¿Y si el piso es nuestro? En este caso, hay muchas cosas que podemos hacer. Aunque ya es demasiado tarde para aplicarlo este verano, tenlo en cuenta para el año que viene: una de las mejores ideas que vamos a llevar a cabo es realizar un pequeño mantenimiento de la casa durante el periodo frío, el invierno, para asegurarnos de que la casa va a estar en perfectas condiciones y sin humedades en los meses de verano. Comprobar que no hay manchas en las paredes nos dará la seguridad de que no estamos sufriendo problemas de humedades en nuestra casa de la playa.

Al realizar este mantenimiento, no es necesario utilizar pinturas antimoho o bolas antihumedad. Ninguno de estos remedios para las humedades ha demostrado ser totalmente fiable y lo único que vamos a conseguir si los aplicamos es seguir gastando dinero innecesariamente y perdiendo el tiempo cada vez que nos pongamos a la faena.

Al mismo tiempo, los impermeabilizantes o métodos complejos como el uso de cámaras bufas, son igualmente inefectivos a largo plazo. Los problemas de humedad se deben tratar de raíz y no con parches. Pensar que vamos a poder aguantar unos meses con un remedio temporal para poder disfrutar de nuestras vacaciones solo nos va a llevar a tener que desembolsar mucho más dinero cuando tengamos que tratar el problema seriamente. Si ya no podemos prevenirlo, lo más importante es atajarlo cuanto antes.

En ese momento en el que finalmente nos encontramos con que nuestra casa de la playa tiene problemas de humedades, lo más importante es conocer el origen de las mismas. Los tratamientos efectivos contra este problema los llevarán a cabo profesionales en los que podemos confiar y requieren de un diagnóstico certero. Asegurarnos de que las humedades no van a volver a aparecer gracias a métodos que nos garantizan su efectividad, consiguen que vivamos mucho más felices y tranquilos. Arreglar las humedades de raíz es una inversión que merece la pena hacer, no solo en nuestra vivienda habitual sino también en la casa donde pasamos un tiempo tan importante como es el de vacaciones y asueto.

Entradas relacionadas