Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Conociendo al enemigo: los síntomas de las humedades

Inicio / Blog / Conociendo al enemigo: los síntomas de las humedades
Publicado por
en Blog

Las humedades en nuestras viviendas no son bienvenidas debido a los problemas que pueden originarnos, tanto a nivel de salud como en nuestra economía.

Uno de los métodos más importantes para estar preparados e intentar atajar sus consecuencias cuanto antes, es conocer los síntomas que indican un problema de humedades y tratar de conocer su origen.

Überschwemmtes Wohnzimmer - Wasserschaden - Hochwasser

Las humedades por condensación se producen por la incapacidad de nuestra vivienda de eliminar el vapor de agua que generamos debido a nuestra actividad diaria (cocina, higiene…), y a las diferencias de temperatura entre el interior y exterior. Algunos síntomas de problemas de humedades por condensación son:

  • Manchas de moho en paredes y/o ropa.
  • Ventanas y espejos empañados.
  • Malos olores.
  • Aparición de hongos.

Otro de los motivos de la aparición de humedades es la capilaridad. Ésta ocurre debido a la subida del agua de las tierras sobre las que se asienta nuestra vivienda (normalmente desde el subsuelo) aprovechando la porosidad y permeabilidad de los materiales propios de la construcción. Los síntomas que indican problemas de humedades por capilaridad pueden ser:

  • Desprendimiento de la pintura.
  • Salitre en las paredes.
  • Paredes húmedas.
  • Mal funcionamiento de elementos eléctricos (cables, conducciones, enchufes, etc.)

Finalmente, el tercer motivo de aparición de humedades en viviendas y garajes son las filtraciones. En este caso se produce porque las paredes de nuestra vivienda estén en contacto con la tierra húmeda que la rodea, de manera que el agua presente se filtra a través del material poroso de nuestras paredes. Los síntomas más característicos de este problema de humedades son:

  • Daños en los muebles de la vivienda.
  • Inundaciones en algunas estancias.
  • Daños en aparatos e instalación eléctrica.
  • Deterioro de la estructura del edificio.

En todos los casos, la detección prematura de estos síntomas puede hacer que evitemos el agravamiento de las humedades, sorteando de este modo tanto problemas de higiene, como malos olores, aparición de moho y hongos o bichos relacionados con este tipo de ambientes. También evitaremos molestos problemas de salud, como los asociados con la alergia a los ácaros o las afecciones respiratorias debidas a la humedad. Y por último evitaremos gastarnos nuestro presupuesto en soluciones parciales que no atajan el problema de raíz.

Si detectas alguno o varios de estos síntomas, siempre recomendamos contar con expertos que ayuden a diagnosticar el origen de las humedades y que asesoren sobre la mejor solución para que tu vivienda se encuentre a salvo, de una vez por todas, de incómodos problemas que afectan a tu salud, higiene y bolsillo.

Entradas relacionadas