Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Capilaridad y Salitre: Estética vs. Humedades

Inicio / Blog / Capilaridad y Salitre: Estética vs. Humedades
Publicado por
en Blog, Hogar, Humedades

El invierno queda cada vez más lejano, y con la llegada de la primavera, abrimos de par en par las puertas de nuestro hogar, para invitar a amigos, familiares y allegados a disfrutar de momentos en la mejor compañía.

Uno de los grandes problemas de la época de lluvias (y la primavera tiende a serlo), es el impacto que tiene el agua en las edificaciones y en la estética de nuestras casas. Durante las lluvias intensas, el terreno no puede absorber todo el agua que se produce y es entonces cuando este exceso comienza a subir por los capilares de los muros. Los muros de los edificios tienen una gran capacidad de absorción, filtrándose por ellos como si fuera una esponja.

capilaridad_humedades

Un edificio puede absorber una cantidad variable de agua en función de la porosidad y la permeabilidad de su estructura. En el caso de las subidas capilares, los materiales en contacto con el agua subterránea y con la tierra húmeda, dejan subir la humedad por sus paredes, pudiendo llegar al metro y medio de altura.

Cuanto más finos sean los capilares, más asciende el agua por el interior de los muros depositando sales higroscópicas dentro de la estructura de la pared, siendo una de las consecuencias más comunes, el gran enemigo de la estética en la vivienda conocido como salitre.

El salitre es una substancia salina que aparece en los elementos constructivos de las edificaciones y sus consecuencias saltan a simple vista: El daño estético que produce en los muros, así como las manchas de humedad y la pintura estropeada. Pero no sólo se reduce a un simple componente estético, ya que si no tratamos y atacamos a tiempo este problema, puede complicarse y comenzar a dañar la estructura, llegando a corroer los ladrillos y el acero. Cuando esto sucede, nos situamos en un entorno muy grave donde se pone en riesgo la integridad de los habitantes de la vivienda.

¿Cómo tratamos el salitre en las paredes?
Hay varias posibilidades, pero hay que tener mucho cuidado con el método que elegimos, ya que no todos son propicios para la diversidad de situaciones que pueden plantearse. Por ejemplo, limpiar las paredes de manera superficial, podrá solucionarnos nuestra preocupación a corto plazo, pero los problemas de salitre derivados de la humedad van a seguir ahí, deteriorando nuestra casa poco a poco y progresivamente, ya que si no evitamos que el agua continúe subiendo por paredes y muros, permanecerá en su interior.

Es algo habitual descubrir diferentes productos de limpieza con propiedades casi mágicas, que prometen eliminar nuestros problemas por un precio razonable. Pero la realidad es que sólo estamos aplicando un pequeño parche, y cuando queramos darnos cuenta, es tarde y tendremos que afrontar una obra a fondo que requerirá de una costosa inversión. Combatir los grandes problemas derivados de humedad requiere de grandes expertos y reconocidos profesionales. Cuanto más se tarde en actuar, más complejo será el tratamiento a seguir para erradicarlo.

Una vez analizada la situación y buscadas las soluciones con las garantías suficientes, es necesario tener un mantenimiento rutinario en las zonas de más afectadas, para que no tengamos que preocuparnos nunca más.

Como acabamos de observar, la mejor medida para acabar con el salitre es la prevención, para ello debemos tomar medidas rigurosas frente a este problema, empezando por realizar un buen diagnóstico y saber por qué causas apareció en nuestra casa.

El salitre es un problema que aparentemente no es tan grave, pero que, de no darle la importancia que merece, puede llevar a tener efectos muy nocivos para nuestro hogar.Así que lo más recomendable es prevenir y si ya tenemos el problema, contar con un equipo de profesionales cualificados que transformen esta preocupación, en tranquilidad.

Entradas relacionadas