Número 1 en Europa y en España 60 años de experiencia
900 10 37 39 LLAMADA GRATUITA - DE 8:00 A 22:00

Ahorrar sin renunciar a demasiadas cosas

Inicio / Blog / Ahorrar sin renunciar a demasiadas cosas
Publicado por
en Blog, Economía, Hogar

Cuando parece que la factura eléctrica va a subir de forma más que considerable a principios de año es hora de pensar cómo ahorrar. Hace tiempo que tenemos que hacer frente a una situación más o menos desfavorable, por lo que los malabarismos para llegar a final de mes con más gloria que pena hace mucho que los practicamos. Sin embargo, a las regulares condiciones económicas, este mes hay que sumar los excesos navideños y, lamentablemente, una subida de la luz importante. Como ya hemos comentado en varias ocasiones, más importante que renunciar a hábitos diarios, o más caprichosos, es aprender a no despilfarrar y a optimizar y ser eficientes. En este sentido, podemos hacer mucho en lo que al ahorro energético se refiere sin muchos esfuerzos.

image001

De media, una familia gasta anualmente alrededor de 800 euros energía en casa. Una cifra que aumenta, parece ser, sin intención de frenarse o emprender el camino contrario, el del descenso. Por ello, es cada vez más importante aplicar algunos trucos en casa para que el consumo de energía sea menor y, por tanto, la factura menos dolorosa.

Según la Guía Práctica de le Energía. Consumo Eficiente y Responsable en cada hogar español se consumen aproximadamente 4.000Wh al año. La mayoría de esta energía se la llevaría la iluminación y el frigorífico, seguidos por la calefacción muy de cerca. La televisión, vitrocerámica, lavadora y pequeños electrodomésticos, junto con el horno, microondas, secadora y lavavajillas se llevan el resto de electricidad consumida. Pero afortunadamente podemos reducir este consumo con diminutos gestos.

Colocar el frigorífico y el congelador en lugares frescos y ventilados, lejos del horno y fuentes de calor puede ayudarnos a ahorrar. Además, es bueno para el bolsillo comprobar el estado de las gomas de las puertas, así como evitar abrirlas sin necesidad y adecuar el tamaño del aparato a nuestras necesidades diarias. Otro electrodoméstico imprescindible en las casas son las lavadoras, sin embargo, también podemos optimizar su uso, aprovechando al máximo su capacidad y utilizando programas de baja temperatura.

image002

Las malas costumbres también es fundamental erradicarlas, por ejemplo, dejar la televisión ‘en espera’, en lugar de apagarla. Este simple gesto, junto con enchufar todos los aparatos audiovisuales a una regleta, de forma que al apagarla lo dejemos todo desconectado pueden ayudarnos en gran medida a empezar el nuevo año más eficientemente.

Por último, tenemos que ocuparnos de la calefacción, en esta época el servicio que más suministro consume. Sin embargo, podemos llegar a ahorrar entre un 8 y un 13% utilizando válvulas termostáticas o termostatos programables en los radiadores. Y si este aparato sencillo de colocar lo conjugamos con no apagar y encender la calefacción, sino que la dejamos a 15ª al ausentarnos en casa y no dejamos las ventanas abiertas más de diez minutos (más que suficientes para airear la vivienda), la factura bajará considerablemente. Y aquí, una vez más, entra Murprotec con sus consejos antihumedad. Fundamental para optimizar el consumo de energía es erradicar la humedad de la estructura de la vivienda, ya que si ésta ataca a la construcción el gasto en calefacción puede dispararse hasta un 30% más.

Entradas relacionadas